Posts tagged ‘Arqueología’

La última sorpresa del arte paleolítico: ¿artistas neandertales?

Hace un par de semanas el arte paleolítico cantábrico ocupó, por méritos propios, la portada de la revista Science. El motivo: unas fechas obtenidas mediante el método de uranio-torio indicaba que las pinturas podían ser más antiguas de lo que se pensaba, llegando a fechas auriñacienses y coincidiendo las pinturas más antiguas con la época en que el sapiens sustituyó al neandertal, especie cuya autoría no se descarta para las pinturas más antiguas.

A W G Pike et al. Science 2012;336:1409-1413

El artículo expone un anticipo del trabajo  que están llevando a cabo investigadores de distintos centros (Universidad de Bristol, de Cantabria, Museo Altamira…). En concreto, se han datado 50 muestras de calcita procedentes de 11 cuevas de Asturias y Cantabria. La peculiaridad de este método de datación es que no se data la pintura en si (como se ha hecho otras veces con c-14), sino que se datan costras estalagmíticas infrapuestas o superpuestas a la pintura. Por lo tanto, el resultado no es la fecha de la pintura, sino una fecha “ante quem” o “post quem”. En el mejor de los casos, cuando se ha podido datar costra infrapuesta y superpuesta a la pintura, lo que se obtiene es un intervalo de fechas. En este último caso hay que destacar que cuando se han datado costras infrapuestas y superpuestas, los resultados siempre han sido coherentes (es decir, la costra infrapuesta ha dado fechas más antiguas que la superpuesta).

Aunque, como decía, la investigación abarca 11 cuevas, en el artículo se habla fundamentalmente de los resultados de tres de ellas: Altamira, Castillo y Tito  Bustillo. En Altamira, donde todo el arte se atribuía tradicionalmente al solutrense y magdaleniense (coincidiendo también con la cronología de sus depósitos),  se han obtenido fechas más antiguas en un caballo  (22000) y en un claviforme (35000), ambos del del techo de los polícromos. Sobre esta última fecha los autores del artículo hacen notar un par de cosas: que en algunas partes del techo hay pequeños claviformes similares al datado superpuestos a los polícromos (a buen entendedor…) y que esa fecha confirma la teoría de Breuil, que situaba estas figuras en el solutrense o antes.

De la cueva de El Castillo se publican 4 fechas: 22.600 para un cuadrúpedo realizado en pintura lineal negra de contorno, 34.100 para un disco rojo, 24.200 y 37.300 para sendas manos y 40.800 para un disco rojo realizado con las misma técnica que las manos (soplado). El dato más sorprendente es el del disco, que se convierte en la pintura rupestre con datación absoluta más antigua de Europa y lo sitúa en época en la que neandertal campeaba por esas tierras. De las dos manos, la fecha más reciente entra dentro de lo esperable para ese tipo de imágenes, pero la de 37.300 es más antigua de lo que cabría esperar a partir del conocimiento que se tenía hasta ahora de la cronología del arte rupestre.

Por último, en Tito Bustillo se han datado costras infrapuestas y superpuestas a un antropomorfo, utilizando dos métodos distintos. Estas cuatro fechas dan un intervalo situado entre 29.600/25.200 para la costra superpuesta (las pinturas son anteriores a esta fecha, por lo tanto) y 35.500/37.000 para la infrapuesta (las pinturas son posteriores a esta fecha). Es de destacar que las fechas obtenidas para ambas muestras (infrapuesta y superpuesta) son coherentes.

¿Qué va a pasar ahora? Pues pasará como cuando se dató Chauvet: se inicia probablemente una época de intenso debate en los congresos y revistas científicas en torno a la cronología del arte paleolítico. Jean Clottes, el responsable de los trabajos de Chauvet y gran experto en la materia ya ha puesto en duda estos resultados. Y probablemente no habrá que esperar mucho tiempo para que se inicie ese debate. La semana que viene comienza en Santander un curso sobre Altamira dirigido por uno de los autores del artículo (César González Sainz), donde participarán varios de los autores (Rodrigo de Balbin, Ramón Montes, José Antonio Lasheras), además del propio Jean Clottes. No me lo puedo perder.

A mi también me surgen algunas dudas y propuestas. Por ejemplo, en Altamira no se conocen, creo, depósitos anteriores al solutrense. Eso no quiere decir que sea imposible que haya pinturas anteriores, pero merece la pena reflexionar sobre ello. Me entran dudas también sobre las diferencias de 4000 años que dan los dos métodos usados en Tito Bustillo. Y echo en falta dos cosas: dataciones de pinturas tradicionalmente consideradas magdalenienses, para contrastar con estos resultados, y dataciones de costras asociadas a grabados exteriores, considerados de lo más antiguo del arte paleolítico. Seguro que estas y muchas más cosas se van aclarando las próximas semanas en Santander.

Acabo con un pequeño ataque de vanidad, mostrando parte de las referencias bibliográficas del artículo 🙂

1 julio 2012 at 20:16 1 comentario

El Gobierno de Cantabria “impulsa” la I+D+i inhabilitando a dos investigadores de la Universidad

Si Isabel la Católica hubiera sido Directora Regional de Cultura del Gobierno de Cantabria, le hubiera puesto las pilas a Colón a la vuelta de su primer encuentro con América:

Isa: Oye, Cristobalito, mamón, ¿no habíamos quedado en que ibas a las Indias por una ruta más corta?

Colón: Bueno, es que me encontré un tocho de tierra y ya nos quedamos allí. Nos pillaba a desmano ya las Indias.

Isa: ya, joder, pero no habíamos quedado en eso, puto marinerito

Colón: Bueno, pero igual podemos sacarle partido a esa tierra nueva, ¿no? Hay mazo de oro. Y además podemos convertir al cristianismo a un montón de peña que hay allí y así vas de guay con el Papa.

Isa: que no, joder, que yo quería especias para echar a las lentejas, no oro ni cristianitos. Habértelo pensado antes. ¡¡A la hoguera vas, por joderme las lentejas!!

Salvando las distancias, algo así ha pasado en Cantabria. Y es muy serio y grave, a pesar del tono de humor con el que he empezado. Dos profesores de la Universidad de Cantabria han sido inhabilitados por el Gobierno regional por un plazo de dos años. ¿Los motivos? Informar a la Consejería de la existencia de pinturas paleolíticas en la Cueva Morín y reemplazar el candado roto de la verja por otro nuevo. Surrealista. Os cuento un poco de lo que me enteré hace unas semanas, en vivo y en directo, no solo por que me lo contara uno de los presuntos “delincuentes” sino porque he leído el expediente sancionador.

El año pasado Jesús Emilio González Urquijo (Universidad de Cantabria) y Greg-Christian Weniger obtuvieron de la Consejería de Cultura permiso para realizar una excavación arqueológica en Cueva Morín. No fue fácil conseguir ese permiso. Primero, la Consejería no abrió convocatoria para que se presentaran las solicitudes de permisos, como debería haber hecho. A pesar de ello, el permiso se obtuvo, no sin dificultad, porque hubo que hacer un recurso tras una primera negativa. Primera en la frente: el Gobierno de Cantabria ha cortado buena parte de la investigación arqueológica en Cantabria, puesto que no permite hacer el trabajo de campo, a menos que te metas en líos de recursos administrativos. El trabajo de un investigador no es recurrir a la administración, sino investigar. No les robemos su tiempo en chorradas burocráticas.

Con el permiso y la llave de la cueva en la mano, empezaron los trabajos de excavación. Al equipo de investigadores se une César González Sainz, catedrático de prehistoria y, a la sazón, mi director de tesis y amigo (últimamente hacemos más uso de lo segundo que de lo primero). Su misión en el equipo: hacer el estudio de la industria ósea. Para profanos: estudiar las herramientas de hueso que apareciesen en la excavación. César es conocido, diría que mundialmente, como uno de los grandes expertos en arte rupestre paleolítico. Puesto que había noticias de la posible existencia de pinturas paleolíticas en Morín, un día echó un vistazo a las paredes y, efectivamente, localizó algunos restos de pintura paleolítica. Esta pequeña prospección, sin ser un estudio de arte rupestre, tenía sentido en el ámbito de la excavación por dos motivos. Primero, por cuestiones de conservación: si no sabes que hay pinturas, puedes destruirlas. Creo que no hay arqueólogo que entre en una cueva y no mire las paredes. Y segundo, porque los niveles de la excavación eran de la época de las posibles pinturas, así que su mera presencia (o ausencia) aportaba información interesante a la investigación.

Terminada la excavación, el equipo presentó a la Consejería de Cultura el preceptivo informe de resultados, incluyendo un capítulo dedicado al estudio de industria ósea. En el informe se daba cuenta también, en un párrafo, de la existencia de las pinturas paleolíticas.

La respuesta de la Consejería no se hizo esperar. Justo Barreda (director regional de cultura) firmó un documento en el que consideraba que en la excavación se habían producido varias faltas graves, cuyas consecuencias eran 4 años de inhabilitación y una multa de entre 5 y 25 millones de pesetas (la normativa que regula esta sanción fue redactada en la era pesetil). Las faltas graves eran las siguientes:

  1. La elaboración de un estudio de arte rupestre, cuando el permiso otorgado solo era para la excavación. Como el informe iba firmado también por César González Sainz (autor del estudio de industria ósea), presumieron que él era el responsable de tal estudio. Y, si, él había localizado las pinturas, aunque su firma aparecía allí como autor del estudio de industria ósea.
  2. La sustitución del candado de la cueva por otro nuevo. Esto, la verdad, no tiene mucho misterio. El candado se rompió y o se sustituía por otro igual, o la cueva quedaría abierta. Pero a la Consejería le pareció que esa acción debía castigarse con hasta 25 millones de pesetas y 4 años sin poder trabajar en lo tuyo en Cantabria. Una sanción muy proporcionada.

El tema del supuesto estudio de arte paleolítico es curioso. En la Consejería saben lo que es un estudio de arte paleolítico, y un simple párrafo informando de la presencia de restos de pinturas, no es un estudio. Aunque las pinturas sean simples restos rojos de alguna antigua figura, muy mal conservados, un estudio de arte paleolítico debe contener la topografía de la cueva, la ubicación de cada resto, fotografías, reproducciones con escala que incluyan los accidentes naturales de la roca, descripciones, dimensiones, contexto arqueológico, análisis cronológico… Un estudio de arte paleolítico no se puede hacer con una linterna: hay que llevar luz especial que no se llevó. En el informe que se presentó, como digo, sólo se incluía un párrafo que daba noticia del hallazgo y no podía haber más información porque no se había hecho un estudio de arte rupestre de los que hace el amigo César.

Evidentemente Jesús Emilio y César recurrieron la sanción y la semana pasada recibieron la respuesta. Ahora el Gobierno de Cantabria lo considera falta leve y reducen la sanción a dos años de inhabilitación. El Gobierno de Cantabria, el de las anchoas de Miguel Angel Revilla, fomenta la investigación científica inhabilitando por dos años a dos grandes científicos. ¿La política de I+D+i del Gobierno de Cantabria consiste en no dejar a los investigadores que hagan su trabajo?

Es tal el sinsentido de esta sanción que al lector, como a mi, no se le escapará que debe haber ciertos intereses detrás. Yo creo que es algo así como que “si te has valido de recursos jurídicos para conseguir el permiso de excavación, ahora yo abuso de esos recursos y te jodo todo lo que pueda”. Perdón por el lenguaje, pero lo veo así de burdo. Hay quien llega a asegurar, en los círculos de la profesión, que se quiere excluir a la Universidad de Cantabria de la investigación en la región, para que ésta pase a manos del Museo de Prehistoria, de titularidad autonómica. Y asegura también haber visto eso por escrito. Yo no lo he visto, pero me encaja con esta sanción injusta.

Otro aspecto sorprendente de todo esto es el doble rasero con el que mide la Consejería de Cultura. A principios de Septiembre salió en prensa que tras una excavación hecha en Altamira se había llegado a la conclusión de que el yacimiento tenía niveles más antiguos de lo que se pensaba hasta ahora. Perfecto. La excavación había sido dirigida por J.A. Lasheras, director del museo. Pero la Consejería de Cultura se mosqueó porque los responsables de la excavación no habían pedido la autorización a la Consejería, como dice la Ley de Patrimonio Histórico de Cantabria. Una excavación sin los permisos administrativos si me parece grave, aunque en este caso tenían el permiso del Ministerio de Cultura (del que depende Altamira), y la polémica parece más un tema de disputa de competencias entre distintas Administraciones. De todas formas, si se aplicaran los mismos criterios a Lasheras que a González Sainz y González Urquijo, la Consejería de Cultura ya tendría que haber iniciado expediente sancionador al director de Altamira, al que seguramente se le caería el pelo (perdón, me ha salido así la expresión, sin mala intención, y ahora me da pereza volver atrás para borrarla): 25 millones de pelas y 4 años de inhabilitación como mínimo. Bueno, pues no. La respuesta de Marcano, consejero de Cultura, es que Lasheras es un tío cojonudo y que ya hablará él con el Ministerio, que son los malos malísimos.

En los círculos arqueológicos es bien conocido que una persona de la Consejería, durante su época de guía de las cuevas de Puente Viesgo, se dedicó a hacer prospecciones y encontró muchas pinturas inéditas en el Monte Castillo. No creo que lo hiciera con permiso porque, entre otras razones, no tiene la titulación necesaria. Nunca se le ha sancionado por eso. En cierta manera, ha colaborado a ampliar el conocimiento del arte paleolítico y seguramente habrá colaborado con investigadores que han trabajado en esas cavidades. aunque no recuerdo que haya publicado esos hallazgos. Por cierto, esta persona -Chema- es quien presentó en la Consejería el informe de que el candado original se había sustituido por otro nuevo. En estos dos últimos casos podría haber una vulneración de la Ley de Patrimonio Histórico, pero no hay sanciones.

Recopilando: estamos hablando de castigos injustos y de distinta forma de aplicar la normativa según seas funcionario de la Universidad, del Estado o de la Comunidad Autónoma. Estamos hablando de que esto se hace conscientemente, puesto que el Director de Cultura lleva ahí el tiempo suficiente como para diferenciar un estudio de arte rupestre de una noticia de un hallazgo. ¿injusticia? ¿conscientemente? ¿autoridad pública? ¿No se parece esto mucho a la definición de prevaricación? Creo que debería haber dimisiones.

P.D.: sospecho que si había alguna posibilidad de volver a mi carrera como prehistoriador en Cantabria, me la acabo de cargar 😦

23 septiembre 2009 at 23:30 19 comentarios

La agilidad de la Administración Pública

Fue allá por 1990 o 1991, no estoy seguro, cuando intervine por primera vez en una excavación arqueológica, recién acabado cuarto de carrera, con todo aprobado, je, je. Fue una excavación de urgencia en el yacimiento de La Verde, en Cantabria. Se conocía la presencia de industria lítica gracias a unas prospecciones previas y la inminente construcción de un ramal de la A-8 obligaba a estudiar y levantar todo el yacimiento para, posteriormente, hacer la carretera..

Pues bien, 18  años después de aquella excavación de urgencia, por fin se va a inaugurar ese tramo de carretera. Por suerte hace mucho que no he pasado por un servicio de urgencias de un hospital, pero espero que no funcionen igual de rápido 🙂

17 enero 2009 at 12:10 1 comentario

Por estas razones Veleia no es comparable con Zubialde

Hace unos día publicaba un artículo sobre el tema de Veleia y la falsificación de algunas inscripciones supuestamente del s. III. Y decía también que en los medios esto estaba recordando el caso Zubialde, pero que no eran comparables.

Voy a exponer por qué pienso que no son casos comparables. Pero antes, recuerdo brevemente qué pasó en Zubialde. En 1990 llegó a la Diputación de Álava la noticia de un hallazgo de pinturas paleolíticas en una cueva alavesa. El hallazgo, a priori, tenía todas las garantías: se trataba de una cueva desconocida, con la boca colmatada, y la única persona que la conocía y había entrado era su descubridor (Serafín Ruiz Selfa). La Diputación pagó al tal Serafín 12 millones de pesetas por el hallazgo (cosa insólita, por cierto) y se encargó un informe a varios expertos. En 2 meses elaboraron ese informe que certificaba la cronología paleolítica del hallazgo. A partir de ahí saltó la polémica entre el colectivo de arqueólogos, algunos de los cuales negaban la autenticidad de las pinturas (con argumentos, todo hay que decirlo, no demasiado sólidos). Un nuevo estudio del mismo equipo, ampliado con físicos, químicos, geólogos, palinólogos,…, que duró un año, pudo certificar finalmente que las pinturas no eran paleolíticas y que habían sido manipuladas muy recientemente. Este estudio final que hicieron Altuna, Apellániz y Barandiarán es francamente interesante, no solo por lo que explica de este caso, sino por las reflexiones que hace sobre la autentificación del arte rupestre.

Pues bien, de su lectura, y de la lectura de lo que se ha publicado sobre el caso Veleia (desgraciadamente, nada en la literatura científica), se desprenden algunas diferencias importantes que reivindica el valor de la investigación realizada en Zubialde.  Estas son algunas de las diferencias: (más…)

24 noviembre 2008 at 00:14 16 comentarios

El circo de Iruña-Veleia: una nueva falsificación arqueológica en Alava

La noticia de la semana en Álava ha sido el informe que certifica que los espectaculares hallazgos producidos hace dos años en Iruña-Veleia (entre ellos, la que se presentaba como la inscripción en euskera más antigua, o la primera representación gráfica del calvario) son falsificaciones. Y me apena el circo que se ha montado con todo esto. La ciencia se hace en congresos y en revistas especializadas, y no en la prensa. Para escribir este post me habría gustado leer antes las publicaciones científicas del equipo de arqueólogos de Iruña-Veleia donde se presentan los hallazgos. Pero éstas, simplemente, no existen. Así que las conclusiones a las que he llegado se basan exclusivamente en noticias de prensa.

1.- ANTECEDENTES

En 2006 se hallaron en el yacimiento fragmentos cerámicos con inscripciones, datado en el s. III d.C. Entre ellas, destacaban varias que suponían una verdadera revolución en lo que, hasta entonces, se conocía en varias áreas del conocimiento:

  • la representación del calvario más antigua conocida
  • las primeras evidencias escritas en euskera
  • jeroglíficos egipcios (más…)

22 noviembre 2008 at 02:44 14 comentarios

Mi primera experiencia de ubicuidad: conferencias de C. González Sainz y Ken Follett

Más de una vez hemos comentado Pablo y yo que teníamos que hacer un curso de ubicuidad. Esto de que el día venga solo con 24 horas es una verdadera puñeta, porque no te da tiempo a nada. Así que, poder estar en varios sitios a la vez reduce esa limitación. Si, hemos trabajado mucho lo de la gestión del tiempo, y se nota mejoría, pero las 24 horas son 24 horas. De todas formas, lo del curso no ha sido posible. O no se le había ocurrido a ninguna empresa de formación, o no les apetece desvelar el truco. Pero yo no me rindo, así que me he puesto en plan autodidacta y, voilà, el jueves tuve mi primera experiencia de ubicuidad.

Asistí a la conferencia que dió Ken Follett (con perdón) en Vitoria a las 19.00 (que empezó sobre las 19.30, con presentaciones previas y demás), y César González Sainz en Bilbao a las 19.00 (que también empezó a las 19.30, después de la presentación del libro del que voy a hablar). (más…)

13 enero 2008 at 23:47 7 comentarios

Buenas noticias para la cueva de Praileaitz

El pasado viernes el Parlamento Vasco aprobó una iniciativa por la que instaba al Gobierno Vasco a paralizar de forma cautelar la actividad de la cantera de Sasiola, situada en el mismo monte que la cueva de Praileaitz. Esta iniciativa contó con los votos de Ezker Batua, EA, Aralar, PSE y EHAK. PNV y PP se abstuvieron en la votación.

praileaitz-puntos.jpgEn esta cueva se localizaron pinturas paleolíticas hace algo más de un año. Su conservación estaba seriamente amenazada por la actividad de la cantera. Hace unos meses, el Gobierno Vasco (con los votos contrarios de Ezker Batua y EA)aprobó un decreto que establecía un área de protección de 50 metros alrededor de la cueva. Se trataba de una distancia claramente insuficiente, puesto que las vibraciones provocadass por las voladuras de la cantera (incluso a distancias mayores de 50 m) pueden dañar irreversiblemente las pinturas prehistóricas.

QUÉ ES PRAILEAITZ

La cueva de Praileaitz se conoce desde los años 80, y el año pasado la Sociedad de Ciencias Aranzadi descubrió (más…)

16 diciembre 2007 at 01:32 10 comentarios


mi twitter

También estoy por estos sitios

Esto es lo que pienso

Mis fotos en Flickr

olas sardinero

Etang de Tamnies

Huella

Jump!

Más fotos

RSS Blogosfera Gorria

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Me ha interesado

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Ilegorri

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Blogosfera Gorria

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Mi del.icio.us

Archivos

Feeds

Algunos derechos reservados