El circo de Iruña-Veleia: una nueva falsificación arqueológica en Alava

22 noviembre 2008 at 02:44 14 comentarios

La noticia de la semana en Álava ha sido el informe que certifica que los espectaculares hallazgos producidos hace dos años en Iruña-Veleia (entre ellos, la que se presentaba como la inscripción en euskera más antigua, o la primera representación gráfica del calvario) son falsificaciones. Y me apena el circo que se ha montado con todo esto. La ciencia se hace en congresos y en revistas especializadas, y no en la prensa. Para escribir este post me habría gustado leer antes las publicaciones científicas del equipo de arqueólogos de Iruña-Veleia donde se presentan los hallazgos. Pero éstas, simplemente, no existen. Así que las conclusiones a las que he llegado se basan exclusivamente en noticias de prensa.

1.- ANTECEDENTES

En 2006 se hallaron en el yacimiento fragmentos cerámicos con inscripciones, datado en el s. III d.C. Entre ellas, destacaban varias que suponían una verdadera revolución en lo que, hasta entonces, se conocía en varias áreas del conocimiento:

  • la representación del calvario más antigua conocida
  • las primeras evidencias escritas en euskera
  • jeroglíficos egipcios

Vamos, que se trataba de un hallazgo verdaderamente extraño, que revolucionaba la iconografía cristiana, la egipcia o aspectos de la filología vasca (como su evolución). Inmediatamente se levantaron voces críticas que dudaban de la autenticidad de los grabados (más bien, de que éstos fuesen tan antiguos como decían sus descubridores).

Curiosamente, las primeras críticas vinieron desde la filología vasca. Mientras Joaquín Gorrotxategi dudaba de la cronología de esas inscripciones, Henrike Knorr aceptaba que la evidencia arqueológica, esta vez, contradecía una hipótesis sin sustento material. Es decir, que la prueba física desmentía una hipótesis, una teoría. Ambas posturas me parecen correctas. La de H. Knorr se basa en una mayor confianza en el equipo de Iruña-Veleia. Y, la verdad, ¿por qué se iba a desconfiar de unos profesionales?

Mientras tanto, los descubridores aportan una prueba de la cronología de las piezas halladas: una datación de c14 que las sitúan sin duda en el s. III d.C. Hasta la fecha, el equipo de Iruña-Veleia no ha publicado nada en ninguna revista científica, ni ha presentado tampoco resultados en ningún congreso, según la base de datos de Dialnet (base de datos bibliográfica, muy actualizada). La datación mencionada tiene una pega, porque lo que está fechando es el soporte (que, efectivamente, es del s. III), pero no el momento en que se realizaron los grabados.

La polémica llevó a la Diputación a encargar un informe a un equipo de expertos, ajeno al equipo de Iruña Veleia.

2.- LA FALSIFICACIÓN, REVELADA

Finalmente, esta semana se ha presentado el informe que concluye con que los grabados so falsos. Utiliza numerosos argumentos, algunos irrefutables, otros -para mi- ridículos, que incluso rayan lo morboso.

Las pruebas irrefutables se basan en anacronismos:

  • la presencia del nombre de Descartes (s. XVII) es incompatible con que esa inscripción se haya hecho en el s. III
  • la presencia del nombre de Nefertiti (que no fue conocido hasta el s. XIX)
  • la presencia de una máxima del s. XV: “Homo proponit, sed Deus disponit”

Hay pruebas, también, que se basan en la iconografía. No son tan irrefutables como las anteriores (porque el que no se haya encontrado determinado tipo de representación en cierta época, no significa que no la hubiera), pero las complementan:

  • la representación del calvario es muy posterior. De hecho, aunque no lo he leido en ningún sitio, en esta época la representación de la divinidad se hacía mediante el crismón (como en otras piezas del yacimiento). Por aquella época, en la que todavía se harían crucifixiones, la representación de la cruz sería algo poco menos que “gore”.
  • la representación de sirenas no aparece hasta la Edad Media
  • la inscripción RIP en la cruz, en lugar de INRI.

Otras supuestas pruebas me parecen criticables:

  • la presencia de faltas de ortografía: ¿no había faltas de ortografía en el s. III?
  • las relativas a la evolución del euskera: fueron las que levantaron las sospechas, y desde ese punto de vista, ha funcionado. Pero no es posible refutar una prueba arqueológica auténtica (esta no lo es) con otras basadas en hipótesis, como decía más arriba.
  • presencia de pegamento en una pieza: esto es lo que ya me parece morboso. En cualquier excavación arqueológica hay tubos de pegamento para “remontar” sobre la marcha fragmentos de cerámica, hueso…

Pruebas que echo en falta

  • nadie habla de la pátina de los grabados, ni para demostrar la cronología, ni para lo contrario. En las fotos se ve que los grabados no tienen pátina, lo cual es otro indicio de una factura reciente. Por otra parte, si hubiera grabados “patinados”, sería interesante hacer un análisis físico-químico para ver si esa pátina se había conseguido por medios artificiales.

3.- LA RESPUESTA DEL EQUIPO DE IRUÑA-VELEIA

El último capítulo, por ahora, es la rueda de prensa de Eliseo Gil. En ella dijo:

  • que lo que decía el contrainforme eran solo opiniones. Cierto, son opiniones basadas en hechos (por ejemplo, los anacronismos son hechos).
  • y nada más

Y no admitió preguntas, ni respondió a los argumentos del contrainforme, ni nada de nada.

4.- MI OPINIÓN

Aparte de las opiniones que ya he expresado a lo largo del post, me parece que hay que destacar dos cosas

  • No cabe duda de que estamos ante un grave fraude. Las piezas pueden ser del s. III (lo dice el radiocarbono)
  • Es una pena que el debate no se haya realizado en los foros científicos y que se haya politizado y servido de circo en la prensa. Con eso solo se perjudica la credibilidad de la arqueología.
  • No puedo explicarme cómo un equipo de profesionales sigue empeñado en la posición inicial; incluso no puedo explicarme cómo pudieron plantear la hipótesis de que eran inscripciones del s. III con el nombre de Descartes entre las piezas.

Y por último, en algún medio se ha comparado este caso con el de Zubialde (una falsificación, también en Álava, de pinturas rupestres paleolíticas). En mi opinión, el trabajo científico que se hizo en aquella ocasión no tiene nada que ver con lo que los investigadores de Veleia han hecho ahora. Pero eso lo dejo para otro artículo.

Anuncios

Entry filed under: 1. Tags: , , , , , .

El próximo coordinador general de Izquierda Unida podría ser un blogger Por estas razones Veleia no es comparable con Zubialde

14 comentarios Add your own

  • 1. Roberto Lloréns  |  24 noviembre 2008 en 10:04

    Totalmente de acuerdo contigo. Sólo quería comentarte una cosa: el nombre “Descartes” no aparece. Aparece “Descar” y al parecer, la e está formada por dos rayas verticales.

    Pero vaya, me quedo con la misma reflexión que tú. ¿Cómo pudieron dar por buenas inscripciones como RIP o el nombre de Nefertiti (que había sido borrado de la Historia por ser esposa del rey hereje) y encima con semejante falta de pruebas científicas por hacer?

    Es increíble

    Un saludo!

  • 2. Rubin de Cendoya  |  24 noviembre 2008 en 20:11

    Roberto, no entiendo de arqueología ni de casi nada, pero me sorprende ese llamamiento tan reiterado a alejar el debate de los medios de comunicación.

    Esos científicos que escavan en Veleía tienen dinero porque ofrecen resultados fantásticos en los medios de comunicación.

    No crees que sin el euskera esa excavación estaría abandonada tal como lo contaba Andoni Unzalu en El Correo de ayer?.

    Lo dicho, no entiendo, ni comparto, esa postura oscurantista de que todo quede “en casa” que no trascienda; por otro lado tan propia de organizaciones herméticas.

    Saludos

  • 3. robertoC  |  24 noviembre 2008 en 23:50

    Roberto, desconocía cómo aparecía la supuesta inscripción Descartes, así que gracias por la puntualización.

    Rubín, no estoy en contra de que todo esto salga en prensa. Al contrario, coincido contigo en que tiene que haber total transparencia, pero ante todo, lo que tiene que haber es debate científico, en los medios científicos. Y eso ha brillado por su ausencia. Es una pena. Acabo de leer el artículo que citabas y, salvo en lo de Zubialde, en el resto coincido bastante. Creo que las ansias por ser “lo más” algo (ahora, lo más antiguo) y el tema del euskera es lo que ha llevado a este desastre pseudocientífico.

    Por cierto, te cuento dos cosas que te van a encantar. Lo que dice de los 7000 años creo que tiene que ver con un cráneo hallado en la cueva de Urtiaga (Gipuzkoa) y un concepto de antropología física denominado “introversión del basión”. Yo no entiendo de antropología física, pero…, en fin.

    Y otra cosa que te va a gustar mucho, con esto de la invención de la tradición, nacionalismos, etc.: ¿has oido hablar del vasco-cantabrismo y del padre Florez? También te va a encantar porque además es un tema del que por aquí no se habla mucho. ¿nos lo contarás en tu blog? 😉

  • 4. alicia  |  26 noviembre 2008 en 14:38

    Nacionalismo, arqueología y religión! … y todo ello convenientemente falsificado…vaya cotel!

  • 5. ceronegativo  |  29 noviembre 2008 en 02:30

    Flipé cuando salió el tema y ahora flipo en como ha acabado, menuda putada para la arqueología, ciencia bastante seria casi siempre.

  • 6. Pepín de Celes  |  29 noviembre 2008 en 03:43

    Abusando de su paciencia y con su venia quiero aprovechar la relevancia de su BLOG para a modo de altavoz comunicarles a los chulos de Neguri otro gran acontecimiento que pasa a engrosar su ANNUS HORRÍBILIS.

    Tras el fracaso del referendum soberanista la certificación por parte de la Comisión Científica de la falseadad de los hallazgos de Iruña Veleia ha supuesto un mazazo demoledor.

    Voy a ponerles en antecedentes a los no entendidos en Historia.

    Vascongadas significa Vasconizadas; porque en los actuales territorios de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa habitaban tres pueblos indoeuropeos -los Caristios, Várdulos y Autrigones- que en el siglo V D.C. fueron sometidos y conquistados por los Vascones originarios de Aquitania y del Pirineo Navarro.

    Dichos pueblos indoeuropeos Caristios, Várdulos y Autrigones se entregaron a los Romanos sin resistencia recibiéndoles como liberadores pues soportaban constantemente las depredaciones de los Cántabros.

    En modo alguno participaron pues en las famosas Guerras Cántabras protagonizadas por los Cántabros y Astures y una vez desaparecido el dominio de Roma fueron esclavizados por los Vascones no indoeuropeos.

    Jamás se habló pues eusquera en lo que hoy se conoce como País Vasco antes del siglo V D.C.

    Como el nacionalismo Vasco no podía soportar en modo alguno el peso de su historia urdieron una trama falsificadora de grandes dimensiones.

    No contentos con ello algunos paracaidistas de la UAM y otros especialistas como la Dra Alicia Canto de Gregorio que defendían el arte de la trilería elevada a la arqueología, se propusieron dinamitar otro hallazgo, en esta ocasión AUTÉNTICO ; el yacimiento arqueológico de La Carisa.

    El general Ramos Oliver militar de gran prestigio, que entre otros destinos estuvo en los conflictivos y peligrosos Balcanes, fue enviado por Madrid dada la magnitud del escenario bélico de La Carisa visitado también por especialistas extranjeros por ser el segundo campamento militar romano de mayor altura encontrado hasta la fecha en Europa.

    Dicho militar dictaminó que solo una acción concertada podía haber hecho frente a la maquinaria militar romana; cercada en Curriechos y avituallada por mas de 17 km en línea recta desde la llanura leonesa con mulos y carruajes.

    Unido el escenario de La Carisa a los extraordinarios descubrimientos de Peralta Labrador en Cantabria sufragados por la fundación Botín; provocaron en el movimiento nacionalista vasco y en los chulos de Neguri un sarpullido de rabia, envidia y desasosiego.

    La señora Alicia Canto se despachó a gusto contra el general Ramos Oliver calificándole poco menos que de cretino y haciéndole todo tipo de críticas en tanto en cuanto tan distinguida señora seguía defendiendo la autenticidad de las inscripciones en eusquera de los grafitos de Iruña, que significaban remover hasta los cimientos la historia del País Vasco ya que vendrían a certificar la presencia del eusquera en Álava mucho antes del siglo V después de Cristo.

    El tiempo pone a cada uno en su sitio y el General Ramos Oliver distinguido por el Centro Asturiano con el premio Urogallo y actual jefe del Estado Mayor de la región Noroeste -si es que no ha ascendido mas en su brillante carrera- tiene hoy la cabeza muy alta en tanto en cuanto otros la tienen como el avestruz.

    Para probar lo que digo nada mejor que la propia prensa Vasca que no se cansa de llorar.

    PARA LOS CHULOS DE NEGURI

    http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20081124/mas-actualidad/cultura/escandalo-iruna-veleia-200811241630.html

    http://es.reuters.com/article/entertainmentNews/idESMAE4AJ02O20081120

    http://www.diariovasco.com/20081120/cultura/estalla-escandalo-iruna-veleia-20081120.html

  • 7. robertoC  |  29 noviembre 2008 en 10:33

    Pepin, desconocía todo esto que has contado. Incluso ni llegaba a imaginarme el disgusto que dices que produjo el hallazgo de Peralta y su equipo. ¿no han superado todavía lo del vasco-cantabrismo?

  • 8. Pepín de Celes  |  2 diciembre 2008 en 21:19

    No, no lo han superado quieren apoderarse a toda costa de la historia de Cantabria y de Navarra.

  • 9. Félix  |  4 diciembre 2008 en 09:25

    Que yo sepa en 2006 la diputación de Álava la gobernaba el PP, no los nacionalistas.

  • 10. Antonio García  |  4 diciembre 2008 en 15:51

    De vueltas con la inscripción hebrea de Iruña, sobre un hueso, en la que alguien creyó leer en latín, Nefertiti, y dado que la inscripción es ibérica, y por tanto se debe leer en hebreo.

    La inscripción se lee “wgwth_wsjp”, desde la derecha.

    Su estudio genera nuevas opciones, dado que si en vez de leer el verbal “ghh” relacionado con la curación, también se puede considerar “gwyh” [gewiyyah], cuerpo, persona, cadáver, esqueleto, despojos.

    Esta opción és mejor por cuanto al realizarse la inscripción sobre una osamenta puede adquirir sentido si se trata de una muestra de tejido óseo afectado por la tisis o tuberculosis.

    Así, no tendríamos ningún conjuro, sino más bien “material didáctico” que podría ser utilizado por un maestro en medicina como muestra para sus alumnos. El hecho además de que muchas de éstas piezas hayan sido encontradas en un “pedagogium”, da coherencia a la lectura “profana” del motivo, alejado de un contexto funerario.

    La [gewiyyath], osamenta, afectada por [sajépet] tuberculosis, serviría a la formación forense de los alumnos del pedagogium.

    Iruña se confirma así como una aljama importante con su propia escuela de medicina.
    _________________
    Transliteración hebrea documentación ibérica.
    http://hebreoiberico.blogspot.com/

  • 11. Servan  |  7 diciembre 2008 en 19:01

    El crismón es muy posterior.
    El crismón no representa la divinidad (por lo demás para los creyentes del Libro la divinidad no se puede representar, ni siquiera puede pronunciarse su nobre)
    El crismón debe tener un origen no cristiano ya que aparece en medallas de Decio; así mismo el alfa y ómega son muy anteriores al cristianismo.
    Las tritonas, mal llamadas sirenas, sí son compatibles con el s III.
    El nombre anglófono Nefertiti corresponde al s XX, no al XIX.

  • 12. Ray  |  8 diciembre 2008 en 01:37

    El artículo definido singular no tiene lugar en el euskera anterior a los siglos VIII-IX, y mucho menos con la forma moderna “-a” (etxeA). Tampoco tiene lugar la palabra “polit”, que pasa al euskera a través del gascón, ni el posesivo “nere”, variante moderna en dialecto guipuzcoano, ni el artículo de cercanía -o en “danOk”, etc., etc.

  • 13. QUE YO SEPA  |  10 diciembre 2008 en 10:44

    Euskotren dependiente del gobierno vasco es quien financia las excavaciones y no el PP

  • 14. Charles Pellegrino  |  16 enero 2009 en 21:43

    Ex arqueólogos de Veleia denuncian irregularidades en la excavación

    EFE Actualizado 16-01-2009 14:13 CET
    Vitoria.- Tres ex arqueólogos contratados por la empresa que dirigía Eliseo Gil en la excavación del yacimiento romano de Iruña-Veleia han denunciado hoy “anomalías e irregularidades graves” en el método empleado y han negado haber visto ningún grafito excepcional en el momento de su extracción.

    Miguel Ángel Berjón, Jose Ángel Apellániz y Carlos Crespo, que trabajaron en el yacimiento entre el 2002 y el 2008, han comparecido hoy en una rueda de prensa, acompañados por la diputada foral de Cultura de Álava, Lorena López de Lacalle.

    Los tres arqueólogos han hecho pública una declaración conjunta en la que denuncian el método de trabajo empleado por la empresa Lurmen, dirigida por Eliseo Gil, en las excavaciones de Iruña-Veleia, en relación a la aparición de los grafitos de temática cristiana y de las palabras en euskera, considerados falsos por una comisión de expertos.

    Han asegurado que tomaron la decisión de abandonar su trabajo el mismo día que Lurmen hizo pública la aparición de los grafitos excepcionales, “sin el conveniente respaldo y contraste científico”.
    Han argumentado que el método de excavación adoptado por la dirección en el lugar donde se encontraron los citados materiales “presentó anomalías e irregularidades graves de praxis arqueológica”, que provocaron que las conclusiones de la dirección eran “en muchos casos apriorísticas”.

    Entre éstas irregularidades han señalado que participaron jóvenes pertenecientes a campos de trabajo y no personal cualificado para ello, así como que ninguno de los grafitos excepcionales fue detectado por ellos en el momento de su extracción, sino en el del lavado, en el que trabajaba personal de Lurmen.

    En este sentido, han evitado hablar de manipulación, aunque, según ha señalado Berjón, “a uno se le puede escapar uno, dos, cinco o diez grafitos, pero hay trescientos materiales con grafitos en uno de los sectores y trescientos no se te escapan, porque tendrías que ser el arqueólogo más burro del mundo”.

    Asimismo, los tres profesionales han defendido que el hipotético hallazgo debería haberse protegido con medidas que garantizasen la fiabilidad del método utilizado, como la ralentización del ritmo de trabajo, un protocolo de lavado inmediato, un registro fotográfico y videográfico, o la dotación de personal con experiencia y titulación acreditada.

    Han asegurado que, a pesar de haber trasladado estas propuestas a la dirección del proyecto, ésta “no las tuvo en consideración”.

    Además, han insistido en que el hecho de que estos materiales no fueran documentados ni registrados convenientemente en el proceso de excavación “complicaba mucho su fiabilidad y credibilidad científica”, por lo que han dicho que tenían claro que “jamás podrían tener el refrendo de la comunidad científica y académica”.
    Por ello, en cuanto a las conclusiones de la comisión de expertos que cree falsos los grafitos, han dicho que la cualificación de sus miembros “es garantía para entender que sus dictámenes son resolutivos y definitivos”.

    FÍJENSE VDS AHORA EN LO SIGUIENTE

    Dictamen científico.
    La citada intervención arqueológica se ha realizado con absoluta competencia científica, tanto en los planteamientos metodológicos como en la exhaustiva recopilación de datos cronoestratigráficos, que responden a los sistemas aplicados actualmente en la disciplina arqueológica. El registro se ha llevado a cabo con el rigor que exige la utilización de la Matrix Harris, que permite contemplar el “hecho arqueológico” desde una perspectiva objetiva y lo más aséptica posible. El material gráfico y fotográfico relativo a la documentación correspondiente a estratigrafías, secciones y planimetrías resulta ilustrativo y pertinente. El muestreo de materiales que han sido objeto de análisis físico-químicos también ha sido correcto y oportuno, habiendo proporcionado fechas de cronología absoluta incuestionables con respecto al depósito analizado.
    Por otra parte no entramos en la valoración de la interpretación histórica que los investigadores deducen a partir del registro cronoestratigráfico que, por experiencia, sabemos que se fundamenta sobre hipótesis de trabajo que pueden contener, lógicamente, elementos subjetivos. Asimismo, y buscando una mayor objetividad, hemos prescindido del análisis del material epigráfico recuperado, para que nuestra valoración se centrara exclusivamente en la solvencia científica y metodológica de la propia excavación, a nuestro juicio cumplidamente probada.
    Fdo.: Dra. Carmen Fernández Ochoa, Fdo.: Dr. Angel Morillo Cerdán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


mi twitter

También estoy por estos sitios

Esto es lo que pienso

Mis fotos en Flickr

olas sardinero

Etang de Tamnies

Huella

Jump!

Más fotos

RSS Blogosfera Gorria

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Me ha interesado

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Ilegorri

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Blogosfera Gorria

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Mi del.icio.us

Archivos

Feeds

Algunos derechos reservados


A %d blogueros les gusta esto: